A Debate: ¿Es el fin de las tendencias?


En la imagen: Modelos en las calles de la Semana de la moda de Nueva York. 

Siempre que nos adentramos en una nueva temporada, me planteo la misma pregunta: ¿debo escribir sobre las tendencias que las pasarelas? Y, es que, aunque os parezca imposible, existe en nuevo movimiento, dentro de la industria, que está desdibujando las líneas de 'lo que se lleva' y 'lo que no se lleva'. Convirtiendo así a las tendencias, en un mero entretenimiento que podemos evadir.

El caso del street style refleja, a la perfección, esta situación. Alejados de los focos de los desfiles, los invitados se topan con decenas de cámaras, esperando ver sus looks para poder publicarlos en las redes sociales. Cada vez son más las personas que se fijan en estos estilismos para inspirarse y, como se pueden ver, las calles se visten con todo tipo de prendas. Sean tendencia o no.


En las imágenes: Final del desfile p/v 2018 de Balmain, Olivia Palermo y el street style de Nueva York. 

Es tal el éxito de esta nueva manera de entender la moda, que la necesidad de ver tantas fotografías, hace que las tendencias (que por lo general son bastante 'encorsetadas') se difuminen. El fin de estas cuentas no es mostrar a su público qué es lo que proponen los diseñadores para una determinada temporada, sino descubrir combinaciones interesantes que puedan servir como ayuda.

Por otro lado, la aparición (y el rotundo triunfo) de las tiendas online, también ha afectado. Si hace algunos años tan sólo se podía comprar lo que las firmas de confianza tuvieran en su local, actualmente, tenemos acceso a cualquier marca que nos guste, más allá de las tendencias. Basta con filtrar tu color, tu tejido o tu corte favorito en Internet y encontrarás centenares de prendas y complementos con esas concretas características.


En las imágenes: La tienda online de ropa vintage Limonade Vintage y el poder de la moda en las redes sociales. 

¿Y qué me decís de la nueva moda de adquirir prendas de segunda mano? Esta situación, que tanto éxito está teniendo, fulmina la idea de desear lo que dictan las revistas de moda. Los precios y la esencia vintage de las piezas, es la clave para los amantes de esta alternativa.

En definitiva, aunque las publicaciones sobre las tendencias de la temporada sigan atrayendo a un gran público, quizá nos espera un futuro en el que las mezclas y los tejidos novedosos se lleven el verdadero protagonismo, dejando en un lado anecdótico a lo que algún día fue lo más importante para cualquier it girl: las tendencias.