Versace x Fendi, confirma la nueva moda de las colaboraciones entre firmas

Versace x Fendi, confirma la nueva moda de las colaboraciones entre firmas

El mundo de la moda se encuentra en constante cambio y después de la colección colaborativa entre Versace y Fendi (con Donatella Versace y Kim Jones como directores creativos de las marcas) la industria, muestra una nueva forma de sorprender al público, entrelazando el ADN de las firmas más emblemáticas del panorama, que se fusionan para crear unas interesantes piezas que causan furor entre los apasionados de la costura.

Donatella Versace y Kim Jones, saludando al finalizar el desfile colaborativo.

Fendace. Así es como se llama la colección que se ha presentado durante esta semana de la moda de Milán y de la que todo el mundo habla en las redes. Una exclusiva colaboración entre Versace y Fendi que tras muchos rumores, vio la luz el pasado domingo, convirtiéndose en uno de los momentos más icónicos de la historia de la moda. 

Con un casting de modelos de lo más envidiable (las populares maniquíes de los 90 como Kate Moss, Amber Valletta, Naomi Campbell o Esther Cañadas se encontraban entre la larga lista de rostros conocidos) los diseñadores y amigos Donatella y Kim, presentaban unos looks en los que lo mejor de cada firma se representaba de una manera exquisita. El popular estampado barroco de Versace combinado con la doble 'F' de Fendi en vestidos, camisas y gabardinas, joyas y cinturones que fusionan los dos logotipos, prendas que juegan con la estética elegante y provocativa de ambas casas, brillo y mucho glamour... Sin duda, un auténtico acontecimiento fashionista, que estará disponible a partir de mayo, en las boutiques de las dos marcas. 

Pero si algo ha hecho esta unión, es confirmar que la alta moda está más unida que nunca y que dispuesta a dejar atrás las exigentes competiciones entre firmas, los bailes de sillas puntuales entre los directores creativos, está más de moda que nunca.

Instantáneas del desfile Versace x Fendi, junto con la colaboración de John Galliano y Tomo Koizumi.

Gucci y Balenciaga son otras de las casas que han apostado por esta tendencia. Y es que, Alessandro Michele y Demna Gvasalia, intercambiaron sus puestos de trabajo para las presentaciones otoño-invierno 2021 de Gucci y otoño-invierno 2022 de Balenciaga, en las que cada uno diseñó la colección del otro. Mientras que en Gucci veíamos los clásicos trajes estructurados y las parkas oversize de Balenciaga, en Balenciaga los looks de chándal y las gabardinas XXL se combinaban con bandoleras y bolsos con el tradicional estampado de Gucci. Unas atrayentes propuestas que al igual que en Versace y Fendi, fusionaban ambos logotipos.

La amistad entre Miuccia Prada y Raf Simons también culminó en una colección juntos. Concretamente la de primavera-verano 2021 de Prada. Con un desfile y una conversación posterior en la que los diseñadores hablaban sobre sus inspiraciones y su pasión por el arte, Miuccia y Raf apostaban por una estética minimalista alejada del exceso, en la que podíamos ver una especia de 'uniformes' Prada, grabados con el sello de la casa en un triángulo sobre el pecho, abrigos y capas que abrazaban el cuerpo y dejaban los hombros descubiertos y unos vistosos prints florales con aires orientales.

La colección colaborativa entre Gucci y Balenciaga, junto con la de Miuccia Prada y Raf Simons.

El caso de John Galliano y Tomo Koizumi es algo distinto. Los dos modistos unían fuerzas por el movimiento ecologista, demostrando que la alta moda también puede ser reciclada. En este caso, Galliano cedió al diseñador japonés el prototipo del diseño que lució Rihanna en la gala MET del 2018, donde la pudimos ver con un vestido embellecido con perlas y cristales y una bata a conjunto que John creó para Maison Martin Margiela, además de una mitra papal de Stephen Jones.

La respuesta de Koizumi se tradujo en dosis de color, pintadas con una técnica que ya utilizó en colecciones anteriores y volumen en las mangas y en la falda, convirtiendo así el traje en una pieza que desprendía esa estética kawaii por la que tanto apuesta Tomo. Por su parte, Koizumi cedió a Galliano uno de sus vestidos de novia repletos de volantes y tul blancos con degradados en azul cielo. Después de desarmar las piezas, John reinventó el elegante diseño, transformándolo en un jersey de punto en clave oversize, mucho más relajado que la pieza original.

¿Cuáles serán las próximas firmas que decidan participar en estas apasionantes colaboraciones? Se aceptan apuestas.



2 comentarios:

Lovely dijo...

Loving these collaborations! Gorgeous styles!
xoxo
Lovely
www.mynameislovely.com

yonosoymillenium dijo...

esta genial este post, gracias por la info

×

Sígueme en:

Últimos Posts

Translate