29.9.19

El estampado de leopardo conquista las noches otoñales


En las imágenes: Kate Moss, Kendall Jenner y Anne Hathaway. 

El estampado de leopardo es el clásico print que siempre acaba volviendo y, pese a que esta temporada se mantendrá en un alejado segundo plano, las celebrities están haciendo todo lo posible para que el dibujo animal regrese con fuerza y se posicione entre los imprescindibles del otoño. Las salidas nocturnas se han convertido en la mejor situación para lucirlo en forma de vestidos de varios cortes y estilos.

Kate Moss deslumbra con un diseño de leopardo con lentejuelas en la presentación de su último libro, Kendall Jenner añade color amarillo al estampado para acudir a una entrevista e incluso Anne Hathaway apuesta por el dibujo para acudir a los Globos de Oro de este año, con un diseño firmado por Valentino. Volantes, cortes asimétricos, con glitter, tipo túnica... El print más salvaje promete estampar tus próximas citas nocturnas.


De izquierda a derecha: Vestido asimétrico, PrettyLittleThing (37.99€) Vestido de leopardo, Missguided (35.99€) Vestido lencero, Miu Miu (1385.00€) Vestido tipo túnica, Reem Acra (2376.85€) Vestido de leopardo, PrettyLittleThing (40.00€) Vestido vaporoso, ASOS Design (122.99€) Mini vestido, Alexandre Vauthier (2403.00€) Vestido asimétrico, Alexandre Vauthier (2943.00€) Vestido con lentejuelas, Nordstrom (276.48€)

27.9.19

La historia de las cejas, de Marlene Dietrich a Cara Delevingne


En las imágenes: Primeros planos de las actrices Marlene Dietrich y Cara Delevingne. 

Conseguir unas cejas anchas y pobladas se ha convertido en una de las mayores 'obsesiones' de belleza de las últimas temporadas. Los productos para rellenarlas, fijarlas y añadir color son todo un imprescindible en los neceseres de las seguidoras más acérrimas de las últimas tendencias beauty. Pero no siempre ha sido así. Como en la industria textil, las tendencias fluctúan dependiendo de la etapa en la que nos encontremos.

Durante mucho tiempo, las cejas ultra finas eran un símbolo de alta sociedad y elegancia. Los años 20 y 30 fueron la época en la que actrices como Marlene Dietrich, Rita Hayworth o Greta Garbo conquistaban Hollywood con sus intensas miradas, precedidas por unas delgadísimas cejas, muy depiladas y delineadas en forma de arco. Dos décadas después, Audrey Hepburn y Elizabeth Taylor pusieron de moda unas cejas más gruesas y naturales. Tal fue el éxito de la tendencia, que las clásicas cejas maquilladas de Audrey, son todo un clásico en la actualidad.


 De izquierda a derecha: Rita Hayworth, Greta Garbo, Rosie Huntington, Audrey Hepburn, Andreea Diaconu y Zendaya.

Para los años 60, las cejas finas volvían a ser la estética predominante. Además de rasurarlas, comenzaba la experimentación con los tintes de colores y distintas decoraciones. Los veinte años posteriores, con las icónicas imágenes de Madonna o Brooke Shields en el ideario de todos, las cejas más revoltosas y oscuras regresaban a la primera línea como sinónimo de belleza. En los 90, Kate Moss impuso las cejas afiladas de nuevo. Muchas mujeres optaban por depilarlas por completo y maquillarse unas finas líneas ligeramente arqueadas.

En la actualidad, y desde que en el 2010 Cara Delevingne nos dejara completamente enamorados de sus cejas al natural, los productos para intensificar las cejas se han convertido en los más solicitados del mundo del maquillaje. Firmas como Anastasia Beverly Hills son conocidas por sus maravillosos productos para las mismas. Lápices que delinean pelos ficticios, cepillos que fijan y aportan color, pomadas que aumentan el grosor etc. con la intención de aumentar e intensificar la mirada. ¡Larga vida a las cejas pobladas!


En las imágenes: Madonna, Marilyn Monroe y Dua Lipa. Gel fijador de cejas, Benefit Cosmetics (27.95€) Gel de cejas con color, Essence (02.99€) Gel para cejas y pestañas, Etnia Cosmetics (09.90€) Pomada para cejas, Anastasia Beverly Hills (24.95€) Tinte de cejas, Maybelline (09.99€) Gel waterproof, Tarte (20.95€) Lápiz de cejas, Clarins (10.65€) Lápiz retráctil, Sephora (09.95€) Rellenador de cejas, Maybelline (06.99€)

22.9.19

La historia detrás del icónico vestido Versace de Jennifer Lopez


En la imagen: Jennifer Lopez y Donatella Versace posando en el desfile p/v 2020 de la casa. 

La enorme palmera que adornaba el centro del desfile de la colección primavera verano 2020 de Versace, era una premonición del que se ha convertido el cierre de pasarela más original de la temporada. El que fuera uno de los estilismos más icónicos de Jennifer Lopez, volvía (con alguna que otra modificación) con la mismísima cantante como modelo, 19 años después de su popular aparición pública en los premios Grammy del año 2000. Tal ha sido el boom en las redes sociales, que el canal de Youtube oficial de la revista Vogue, ha invitado a la intérprete para que cuente la historia que hay detrás del famoso 'Jungle dress', del que todo el mundo sigue hablando.


En las imágenes: Detalle del print, Jennifer Lopez y Donatella con el popular diseño y pantalla del desfile p/v 2019. 

Corría el año 2000 y mientras Jennifer Lopez rodaba la película 'Planes de boda', se anunció su nominación a los premios Grammy. Andrea Lieberman, su estilista por aquel entonces, le llevó decenas de diseños durante el fitting (que se efectuó en el set del largometraje) ''Trajo muchísimas prendas pero ninguna me parecía realmente especial'' comenta la cantante en su entrevista para Vogue.

Después de algunas horas, y con tres nuevos vestidos para probarse, encontró el que sería el look ganador: un escotadísimo diseño verde semitransparente y con estampado tropical, firmado por Versace. Pese a que su estilista se negaba a que lo llevase (anteriormente celebrities como Geri Halliwell, Sandra Bullock y la mismísima Donatella ya lo habían lucido en algunos eventos) Jennifer estaba convencida y dejó al público boquiabierto durante la alfombra roja. Tal fue el éxito, que gracias a las enormes búsquedas por Internet que tuvo, Google decidió crear Google Images. Un outfit que creó historia y que regresa 19 años después con una espectacular renovación que sólo JLo puede lucir.

20.9.19

Nina ricci o lo que Audrey Hepburn llevaría en 2019


En las imágenes: La colección de Nina Ricci o/i 2019 y Audrey Hepburn en la película 'Funny Face'. 

Audrey Hepburn es uno de esos iconos que, por mucho que pasen los años, seguirá en la memoria de todos. Y no sólo se trata de una verdadera estrella cinematográfica, sino que hablar de Audrey, significa hablar también de moda. Musa de diseñadores como Hubert de Givenchy y Cristóbal Balenciaga, siempre fue la niña mimada de la industria que, cada vez que acudía a un evento, tenía a decenas de modistos preparados para crear un diseño que recorrería las portadas de las revistas del mundo.


En las imágenes: Distintas instantáneas de Audrey Hepburn y el desfile de Nina Ricci o/i 2019. 

Para esta temporada, Nina Ricci recupera la esencia de la inolvidable actriz en forma de un maravilloso desfile que formaría gran parte del guardarropa de Audrey en la actualidad. Abrigos masculinos de corte extra largo, el siempre elegante negro en sus infinitas versiones, trajes de chaqueta y pantalón, vestidos abullonados y los icónicos sombreros de campana que tanto me recuerdan al que lucía en la clásica película 'Funny Face'. Todo un guiño a uno de los personajes imborrable del panorama internacional.

18.9.19

¡Esto es lo que llevarás este otoño-invierno 2019!


En la imagen: El final del desfile de Chanel otoño-invierno 2019/2020. 

Ya ha comenzado la cuenta atrás para que comience la próxima temporada y con ello, el cambio de armario. Las bajas temperaturas, además de traer de vuelta los clásicos abrigos de pelo y cazadoras acolchadas, prometen deleitarnos de una gama cromática con colores tan inesperados como el rosa fucsia o el azul Klein (a parte de blancos puros y tonos tierra) Míticos tejidos como el punto, la piel y el terciopelo, regresan un año más a nuestros estilismos en tonos marrones y granates.

En cuanto a estampados, con el tartán y el floral presidiendo los outfits nocturnos y los rombos y el leopardo los diurnos, esta nueva estación promete olvidarse del monocolor y se recrea en los tradicionales prints primaverales, con fuertes dosis de oscuridad. E incluso un lado gótico. Y es que, junto a la esencia militar, los aires burgueses de los años setenta y la época más rockera, la opacidad del negro, conquista la temporada.

Como prendas, los trajes de chaqueta y pantalón se llevan la palma, al igual que las piezas con hombreras XXL, las capas y las faldas plisadas (en su mayoría, combinadas con americanas y camisas con lazadas) Los guantes largos, las plumas, los lazos y las cadenas, se convierten en el detalle perfecto para poner punto y final a unas tendencias que terminarás llevando.


Rosa fucsia (Chanel) Azul Klein (Nina Ricci) Blanco nuclear (Carolina Herrera) Tonos tierra (Salvatore Ferragamo) 


Punto (Victoria Beckham) Pelo (Lanvin) Cuero (Alexander McQueen) Terciopelo (Tom Ford) 


Leopardo (Jacquemus) Tartán (Dior) Floral (Dries Van Noten) Rombos (Blumarine) 


Burgués 70's (Celine) Militar (Isabel Marant) Gótico (Balenciaga) Rock (Marni) 


Traje (Acne Studios) Hombreras XXL (Stella McCartney) Capa (Valentino) Plisados (Proenza Schouler) 


Lazos (Fendi) Guantes largos (Gucci) Plumas (Roksanda) Cadenas (Versace)

16.9.19

¿Quién era Isabella Blow, la descubridora de Alexander McQueen?


En la imagen: Fotografía de Isabella Blow con uno de sus llamativos tocados de Phillip Treacy. 

Todos necesitamos un punto de apoyo para conseguir nuestras metas. Y más, en un mundo tan complicado como es el de la moda. Isabella Blow fue ese punto de apoyo para algunos de los rostros más conocidos de la industria. Abanderada de la extravagancia más excesiva, es uno de los personajes más relevantes de la moda contemporánea. Siempre apostó por la libertad a la hora de vestir, luciendo los tocados más insólitos que se han visto nunca.

Siempre se la recordará por ser la descubridora del popular diseñador Alexander McQueen, con el que siempre tuvo una relación de amor odio. Unidos en un mundo atestado de oscuridad, ambos intentaron superar los graves problemas emocionales que padecían creando un universo paralelo, en el que utilizaron esa excentricidad arrolladora que tanto proyectaban para intentar ocultar los fantasmas del pasado que terminaron ganando la batalla.


De izquierda a derecha: Isabella con sus originales tocados, junto a McQueen y la exposición con sus estilismos en Londres (2014) 

Isabella nació el 19 de noviembre de 1958 en Marylebone, Londres. Pese a criarse en una familia bastante acomodada, después de ser desheredada por su padre, tuvo que comenzar a trabajar desde muy joven como limpiadora y dependienta de una panadería. La moda siempre fue su gran pasión y, por ello, terminó mudándose a Nueva York, intentando conseguir un puesto relevante dentro de la industria que tanto le apasionaba. Su nueva vida en Estados Unidos le permitió trabajar con el diseñador Guy Laroche o como asistenta de la mismísima Anna Wintour, en la revista Vogue. Tras su vuelta a Inglaterra, continuó su carrera como directora de moda del Sunday Times, de Tatler y de la edición británica de la Vogue.

Tal fue la fascinación que sintió por la colección de graduación de Alexander McQueen, que la compró completa por 5000 libras.

Pero si por algo se la recuerda, es por ser la mayor impulsora de la carrera del inolvidable Alexander McQueen. Tal fue la fascinación que sintió por la colección de graduación del modisto, que la compró completa por 5000 libras. Sus problemas económicos no le impidieron pagarlo y fue entregando cheques de 100 libras semanales, hasta desembolsar la cantidad acordada.


De izquierda a derecha: La colección p/v 2008 de McQueen en honor a Isabella y distintas fotografías de ella. 

El sombrerero Phillip Treacy, fue otro de los conocidos nombres que Isabella decidió apoyar, tras encargarle el tocado para la boda con su segundo marido, Detmar Hamilton Blow. ''Me dijo que debía ser de temática medieval para ir con un vestido de terciopelo violeta. Yo diseñé un tocado de encaje de oro. ¡No podía creer que una novia no quisiera el típico velo y un collar de perlas!'' recordaba entre risas el diseñador británico sus inicios junto a ella.

''Cuando estoy deprimida, me pongo los sombreros de Phillip Treacy y me siento fantástica'' Isabella Blow

Convencida del talento de Treacy, decidió protegerle y le invitó a que trabajara junto a ella en su casa. Su relación siempre fue muy fluida. Ambos tenían ese particular gusto que tanto encandilaba a Isabella. ''Cuando estoy deprimida, me pongo uno de sus sombreros y me siento fantástica'' decía con orgullo en muchas de sus entrevistas. Y es que, fue la mejor modelo de las originales piezas de Phillip. En forma de langosta, cuernos, plumas, barcos etc. siempre aderezó sus estilismos con los vistosos tocados del sombrerero, que no dejaban indiferente a nadie.


De izquierda a derecha: Isabella, junto a Phillip Treacy e instantánea de su boda con Detmar Hamilton Blow. 

La inmortal amistad que mantuvo junto a McQueen fue diferente. Desde el principio se sintió muy identificada con las propuestas que Alexander creaba. Se sentía completamente maravillada con la esencia tenebrosa que siempre desprendían sus prendas. Durante muchas temporadas, Isabella ocupó la primera fila de todos los desfiles del británico, hasta que los problemas comenzaron a acrecentarse.

Además de que las dificultades emocionales de ambos no ayudaban a mantener una relación saludable, Blow se sintió abandonada cuando McQueen consiguió el éxito. Ella intervino en la venta de la firma a la compañía de Gucci y no obtuvo nada a cambio. Jamás pudo olvidarlo. Mientras las personas que ella descubría firmaban suculentos contratos, ella tan sólo recibía vestidos gratis.

Blow se sintió abandonada cuando McQueen consiguió el éxito. Ella intervino en la venta de la firma a la compañía de Gucci y no obtuvo nada a cambio.

Pese a que continuó trabajando en marcas como Swarovski o Lacoste, nunca terminó de encontrar su lugar en la moda; un mundo que adoraba pero que sentía que le había dado la espalda. Mientras los problemas económicos y psicológicos se incrementaban, Isabella buscaba ocultarse tras sus estilismos. No quería que la gente la besara o se acercase a ella. ''Cada vez quería sombreros más grandes que escondieran su rostro. Nunca había sido una belleza pero en esos momentos estaba apagada. Tenía unas bolsas enormes bajo los ojos y parecía cansada'' recuerda Phillip.


En las imágenes: Siempre se la recordará junto a sus extravagantes tocados de Phillip Treacy. 

Los ansiolíticos y los somníferos se convirtieron en sus mejores aliados para intentar superar su infelicidad constante. Los ocho intentos de fecundación in vitro a los que fue sometida sin éxito, tampoco ayudaron a mejorar su estabilidad emocional. Solicitó ayuda y en el año 2003 fue recluida en un centro de rehabilitación, del que salió aún peor. Tras varios intentos de suicidio, Isabella celebró su particular 'última cena', en la que se despidió de sus seres queridos (entre ellos de sus inseparables Alexander y Phillip)

Tras varios intentos de suicidio, Isabella celebró su particular 'última cena', en la que se despidió de sus seres queridos.

Poco después, en el año 2007, consumió un fuerte pesticida que le llevó a ser intervenida de urgencia. Tras un día ingresada en el hospital (en el que se enfadó con las enfermeras que le atendían por no reconocerla) Isabella fallecía, dejándonos huérfanos de su particular visión de la moda. Una visión que McQueen plasmó en su colección p/v 2008 'La Dame Blue' (La dama azul) en honor a su gran amiga y que siempre quedará en la retina de todos los amantes de una moda que tan sólo unos pocos, como Isabella, pueden llevar con tanta distinción.

13.9.19

¡Ha nacido un nuevo icono de estilo! Y seguro que la conoces


En la imagen: Celine Dion en el desfile Alexandre Vauthier o/i 2019 Alta Costura. 

Se ha convertido en uno de los rostros indispensables en la Semana de la moda de la Alta Costura parisina. Sus nuevos y extravagantes looks, que nos dejan boquiabiertos en cada una de sus apariciones públicas, le han catapultado a la lista de los iconos de estilo más admirados por la industria y ya es toda una musa de firmas como Alexandre Vauthier, Valentino, Iris Van Herpen o Jean Paul Gaultier.

La popular cantante de 51 años, ha querido renovar su imagen y, tras contratar al conocido estilista Law Roach, presenta una imagen innovadora y divertida. Con aires deportivos, volúmenes exagerados, materiales novedosos, esencia grunge, carácter dark, inspiración masculina, entidad barroca... Nada se resiste a Celine Dion quien, después de casi 40 años de carrera musical, continúa acaparando todas las miradas.

11.9.19

ASOS y los estampados de rostros (que has visto antes en Instagram)


En las imágenes: Body estampado, ASOS Design (26.99€) y traje con ilustraciones de @Koketit.

No es nada novedoso hablar sobre las inspiraciones que las cadenas textiles tienen a la hora de crear sus piezas, pero esta, concretamente, me ha llamado bastante la atención. Desde hace algún tiempo, en las sugerencias (o la lupa) de Instagram, me aparecían trajes y complementos garabateados con unos rostros un tanto 'picassianos' que me dejaron completamente maravillado. Me resultaban verdaderas obras de arte.


En orden numérico: Mono estampado, ASOS Design (47.99€) Camisa, ASOS Design (25.99€) Bolso shopperASOS Design (10.49€) Bolso toteASOS Design (08.49€) Traje dibujado por @Koketit.

La responsable de esta mezcla tan soberbia es Shira Barzilay. La artista israelí es quien ilustra esos semblantes desdibujados en todos los looks minimalistas que le inspiran. A pesar de que ha colaborado con varias revistas de moda, los estilismos que publica en su cuenta de Instagram no están disponibles, ya que tan sólo se trata de un dibujo superpuesto a una fotografía. En la actualidad, acaba de lanzar un jersey con su original estampado, junto con la firma Eleven Six, pero si a ti también te han gustado, ASOS Design acaba de lanzar algunas piezas que se asemejan a los dibujos de Koketit.

9.9.19

Este otoño (tú también) querrás tener un bolso de Yuzefi


En las imágenes: Fotografías de la campaña o/i 2018 de Yuzefi. 

Desde que en el 2016 la diseñadora Naza Yousefi (quien trabajó en firmas como Christopher Kane o Richard Nicoll) lanzara su propia firma de complementos, Yuzefi se ha propagado como la pólvora y sus bolsos ya son unos de los más deseados entre las influencers más seguidas.
Para esta temporada otoño-invierno 2019, que ha sido manufacturada en su totalidad en España, la marca continúa dando una vuelta de tuerca a sus siluetas geométricas revestidas en cuero y en una gama cromática que va desde el azul bebé hasta el verde botella, pasando por el blanco y el negro o las tonalidades tierra.


De izqu. a derecha: Modelo Dolores-Teal (546.07€) Modelo Dip-Sepia (579.16€) Modelo Daria-Pine (435.75€) Modelo Dolores-Herringbone (546.07€) Modelo Pepper-Blush (468.84€) Modelo Pouchy-Powder blue (369.56€)

8.9.19

Victoria Beckham y su sonrisa contenida frente al éxito


En la imagen: Victoria Beckham saludando tras el desfile o/i 2018 de su firma

Es una de las mujeres más fotografiadas del mundo. Y todas las instantáneas tienen algo en común: su seriedad. Criticada y alabada por partes iguales, esa sonrisa contenida frente a su éxito en su nuevo papel como diseñadora, genera todo tipo de comentarios y especulaciones en las redes sociales. Pero ¿cómo una ex cantante de música Pop ha conseguido que la moda tome tan en serio su marca? Hoy, analizamos las claves del éxito y los orígenes de Victoria Beckham como firma.


En las imágenes: Primer plano de Victoria Beckham e instantáneas de sus colecciones.

Corrían los años noventa y mientras la escena musical estaba gobernada por las boy bands, un grupo de cinco divertidas chicas aparecía en escena con intención de desterrar estereotipos y gritar a los cuatro vientos ese girl power que tanto proclamaban. Ellas eran, nada más y nada menos, que las Spice Girls. Un quinteto que supo trasladar como nadie un mensaje feminista.

'Mi etapa junto a las Spice Girls fue maravillosa y siempre les estaré agradecida pero ahora estoy centrada en mi carrera como diseñadora'. Así de contundente se mostraba Victoria cuando era preguntada sobre el regreso del grupo durante el verano. Y es que, la que un día fuera la pija más pija del planeta, ha convertido su nombre en una firma de lujo, con unos beneficios que rondan los cincuenta millones de euros. Además, es una de las marcas más esperadas de la Semana de la moda de Londres (a la que acaba de llegar, tras años en Nueva York)


En las imágenes: La diseñadora y dos modelos en el backstage de la colección p/v 2019.

Todo empezó en septiembre de 2008. Victoria Beckham, se quitaba definitivamente el 'vestidito' negro de Gucci, olvidando así su papel de posh spice, y lanzaba, de manera privada, una pequeña colección de quince vestidos. Después de algunos pinitos en la industria, como una colección cápsula de vaqueros dVb o algunos lanzamientos de perfumes, la actual diseñadora, prometía querer dedicarse seriamente a la profesión y para sorpresa de todos, prestigiosas revistas de moda, como la edición estadounidense de Vogue, la describió como 'una de las mejores presentaciones de la semana de la moda'.

Treinta colecciones y dos premios de la moda británica después, Victoria ha demostrado que cuando algo te apasiona, puedes lograr conseguirlo y renovarte a pesar de las recelosas miradas del principio. Además de que se prueba todas las piezas que vemos en sus desfiles, el secreto de su éxito reside en su poca intención de llamar la atención. Como gran amante del minimalismo, las propuestas de la británica, buscan realzar la belleza natural de quien las viste, sin necesidad de exageraciones ni estridencias. 


En la imagen: Su familia, siempre está sentada en el front row de cada desfile. 

Tal ha sido su triunfo en la industria de la alta moda, que con el tiempo, ha conseguido desdibujar esa imagen de mujer frívola y derrochadora que tantos titulares acaparaba en la prensa amarillista hace algunos años. Su sonrisa contenida, celebra la victoria de su nueva profesión. De la profesión con la que siempre soñó y a la que pretende seguir dedicándose. Y es que, ya lo decían las Spice Girls en su popular single Wannabe: 'Si quieres mi futuro, olvida mi pasado'.