27.9.19

La historia de las cejas, de Marlene Dietrich a Cara Delevingne


En las imágenes: Primeros planos de las actrices Marlene Dietrich y Cara Delevingne. 

Conseguir unas cejas anchas y pobladas se ha convertido en una de las mayores 'obsesiones' de belleza de las últimas temporadas. Los productos para rellenarlas, fijarlas y añadir color son todo un imprescindible en los neceseres de las seguidoras más acérrimas de las últimas tendencias beauty. Pero no siempre ha sido así. Como en la industria textil, las tendencias fluctúan dependiendo de la etapa en la que nos encontremos.

Durante mucho tiempo, las cejas ultra finas eran un símbolo de alta sociedad y elegancia. Los años 20 y 30 fueron la época en la que actrices como Marlene Dietrich, Rita Hayworth o Greta Garbo conquistaban Hollywood con sus intensas miradas, precedidas por unas delgadísimas cejas, muy depiladas y delineadas en forma de arco. Dos décadas después, Audrey Hepburn y Elizabeth Taylor pusieron de moda unas cejas más gruesas y naturales. Tal fue el éxito de la tendencia, que las clásicas cejas maquilladas de Audrey, son todo un clásico en la actualidad.


 De izquierda a derecha: Rita Hayworth, Greta Garbo, Rosie Huntington, Audrey Hepburn, Andreea Diaconu y Zendaya.

Para los años 60, las cejas finas volvían a ser la estética predominante. Además de rasurarlas, comenzaba la experimentación con los tintes de colores y distintas decoraciones. Los veinte años posteriores, con las icónicas imágenes de Madonna o Brooke Shields en el ideario de todos, las cejas más revoltosas y oscuras regresaban a la primera línea como sinónimo de belleza. En los 90, Kate Moss impuso las cejas afiladas de nuevo. Muchas mujeres optaban por depilarlas por completo y maquillarse unas finas líneas ligeramente arqueadas.

En la actualidad, y desde que en el 2010 Cara Delevingne nos dejara completamente enamorados de sus cejas al natural, los productos para intensificar las cejas se han convertido en los más solicitados del mundo del maquillaje. Firmas como Anastasia Beverly Hills son conocidas por sus maravillosos productos para las mismas. Lápices que delinean pelos ficticios, cepillos que fijan y aportan color, pomadas que aumentan el grosor etc. con la intención de aumentar e intensificar la mirada. ¡Larga vida a las cejas pobladas!


En las imágenes: Madonna, Marilyn Monroe y Dua Lipa. Gel fijador de cejas, Benefit Cosmetics (27.95€) Gel de cejas con color, Essence (02.99€) Gel para cejas y pestañas, Etnia Cosmetics (09.90€) Pomada para cejas, Anastasia Beverly Hills (24.95€) Tinte de cejas, Maybelline (09.99€) Gel waterproof, Tarte (20.95€) Lápiz de cejas, Clarins (10.65€) Lápiz retráctil, Sephora (09.95€) Rellenador de cejas, Maybelline (06.99€)